TvDvd Y Cámaras El Electrónicos Inglés Corte Juguetes · vw8nNm0
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PAÍS
Agencias
COMIDA RESTAURACIÓN
Barcelona
Ampliar foto
Un joven busca en un contenedor de basura algo de comida. EFE/Archivo EFE

El sector de la hostelería, la restauración y el cátering tira a la basura entre un 4% y un 10% de los alimentos adquiridos, de forma que un restaurante que malgaste o no utilice eficazmente la compra pierde unos 9,3 euros por kilo de comida, según una guía elaborada por la UAB y la Fundación Alicia.

"Aprovechemos la comida. Una guía para la reducción del desaprovechamiento alimentario en el sector de la hostelería, la restauración y el catéring" es el título de la guía, que alerta del coste extra que supone este concepto para los restauradores y que se ha presentado hoy en la sede de la Fundación Alícia, en Sant Fruitós de Bages (Barcelona).

Tienda Segunda Mano Mil com Toledo Anuncios Y Yb6fg7y

Una empresa de restauración viable tiene una cuenta de resultados positivos y su rentabilidad depende de los ingresos y los gastos, se indica en la guía, que añade que, actualmente, aumentar los ingresos se hace difícil, por lo que la reducción de los gastos es la única estrategia para hacer rentable un negocio en el sector.

En Cataluña, según un estudio encargado por la Agencia de Residuos de Cataluña, se despilfarra un 7% de los alimentos adquiridos.

Teniendo en cuenta ese dato y trasladándolo a un establecimiento de restauración que sirva raciones de 800 gramos, este necesita adquirir, por cada ración, un 1,2 kilos de comida, de los que se desaprovechan unos 84 gramos.

Por tanto, en la guía se estima que un restaurante que sirva unas 120 comidas diarias, tira unos 10 kilos o 31 euros diarios, lo que supone unos 3.000 kilos o unos 9.200 euros al año.

Además de la compra de comida, existen otros tipos de costes que se llaman 'indirectos', como los laborales, la energía, el alquiler y otros, que tienen un peso diferente según el establecimiento y la eficiencia de cada uno, que se han de sumar a los anteriores.

Ante esta situación, la guía recomienda a los hoteleros y restauradores catalanes que realicen una auditoría del despilfarro, en la que se identifique si se efectúan compras excesivas, si se limpia y acondiciona suficientemente la comida, cuales son los productos que se malbaratan y los trabajadores que pueden incidir más para evitarlo.

El tiempo mínimo para hacer la auditoría es una semana, teniendo en cuenta factores como las variaciones estacionales o los días singulares.

Por otra parte, se recomienda en la guía planificar adecuadamente las compras, teniendo en cuenta el perfil de los clientes y otros fenómenos como huelgas, actividades populares en las calles, obras públicas próximas o, simplemente, la meteorología.

Por lo que se refiere al almacenaje de los alimentos, se recomienda optimizar el espacio en frigoríficos y congeladores y disponer del mínimo de existencias posible que asegure el servicio así como acortar al máximo el tiempo de almacén.